Páginas

Bienvenida

Este Blog esta dirigido para todos los Extremeños que viven fuera de su tierra y a todos los simpatizantes de cualquier lugar del mundo.

Espero que todos aportéis y juntos pasemos buenos ratos compartiendo un poquito de nuestras vidas en la Red...

miércoles, 31 de agosto de 2011

Hace 200 años nacimiento de... "Theófhile Gautier" ( Poeta)



Pierre Jules Théofhile Gautier nació tal día que ayer, 30 de agosto de 1811 en Tarbes, Altos Pririneos franceses y muere en 1872, siendo enterrado en el cementerio de Montmartre de París.



Fue novelista, poeta, traductor, periodista, crítico literario y fotógrafo. Fervoroso defensor del Romanticismo, su obra, sin embargo, tiene referencias del Parnasianismo, (Simbolismo y Modernismo), del que fue su fundador.


                                 Algunas de sus publicaciones:

"Arria Marcella", (1831)
"Albertus", (1832)
"La muerta enamorada", (1836)
"Viaje a España", (1843)
"Madamoiselle de Maupin", (1835)
"Constantinopla", (1853)
"Le chevalier double", (1863)
"Le Capitaine Francasse", (1863)
"La comédie de la mort", (1538)
"Le Roman de la momie", (1958)
"Émaux et carmée", (1852)
"Esmaltes y camafeos", (1952)-Colección de poemas.
"Las bellas artes de Europa", (1855)
"Historia del Romanticismo", (1874)- A título póstumo.
"Soneto japonés"
"Espinita", (Novela fantástica)
...



                                                                  "Triste en mar"                              


Vuelan como jugando las gaviotas;
y los blancos corceles de la mar,
encabritados sobre el oleaje,
sus despeinadas crines dan al aire.

Cae la tarde y una fina lluvia
apaga las hogueras de la noche;
a su paso el vapor escupe hollín
y abate su penacho largo y negro.

Más pálido que el cielo sin color,
me dirijo a la tierra del carbón,
donde reinan la niebla y el suicidio;
-Hace un tiempo ideal para matarse.

Siento ahogarse mis ávidos deseos
en el abismo amargo que blanquea;
se arremolina el agua, danza el barco,
el viento cada vez se hace más fresco.

¡Está tan dolorida el alma mía!
El océano se hincha, suspirando,
y su desesperado pecho me parece
como un amigo fiel que me comprende.

¡Penas de amor perdidas, adelante,
esperanzas truncadas, ilusiones
apeadas de alturas ideales,
podéis saltar hasta los surcos húmedos!

¡Id al mar, sufrimientos del pasado
que volvéis nuevamente para hurgar
en vuestras cicatrices mal cerradas
intentando otra vez que lloren sangre!

Id al mar los fantasmas de mis sueños,
congojas de mortales palideces
en este corazón con siete espadas
como lleva la Madre dolorosa.

Cada fantasma se sumerge y lucha
durante unos momentos con el agua
que lo cubre al final de su voluta
y lo engulle lanzando un gran sollozo.

¡Oh, pesado equipaje, lastre de alma,
tesoros miserables y queridos
hundíos y después de este naufragio 
yo mismo os seguiré al fondo del mar!


Algunas de su citas célebres:


"Ama a una nube, ama a una mujer, pero ama."
"Una de las glorias de la civilización sería haber mejorado la suerte de los animales."
"El verdadero paraíso no esta en el cielo, sino en la boca de la mujer amada."
"Genio es aquel que, en todo instante, sabe plasmar en hechos sus pensamientos."
"En todo momento, los prudentes han prevalecido sobre los audaces."
"La música es el más caro y más desagradable de los ruidos."
"En la lucha contra la realidad, el hombre sólo tiene un arma: la imaginación."
"La violencia llama a la violencia y la justicia."
"Todo pasa. Sólo el verdadero arte es eterno."
"Todo parece más encantador cuando lo vemos a distancia, y las cosas toman un relieve singular cuando se observa en la cámara oscura del recuerdo."
"Dejar de amar a una mujer es tanto como odiarla violentamente."
"El corazón es el único instrumento que, aun destrozado, trabaja."
"No se puede saber qué es una mujer hasta que no se ha visto a una mujer enamorada."
...
          Théophile Gautier.


                                                        "El traje rosa"

Adoro la túnica rosa
en que va tu hermosura envuelta;
es el tibor de tu garganta;
es de tu cuerpo ánfora esbelta.

Frágil como una rosa thé,
leve como un ala de abeja,
toda te ciñe y te circunda
con rauda caricia bermeja.

A la seda tu piel trasmite
sus estremecimientos cálidos:
a tu piel la seda devuelve
reflejo de carmines pálidos.

-¿ Quién urdió la mágica tela
con hilos de tu carne misma,
en un misterio donde suman
luz, seda y piel un móvil prisma?

-¿Son los iris de la alborada;
o los nácares de Afrodita;
o los rubíes de tu seno
lo que en tu clámide se agita?

-¿Quizá las hebras se tiñeron
en tus corales de pudor,
cuando desnuda contemplabas
de tus líneas el esplendor?

Tú, despojada de esos velos
-soñada encarnación del arte-
ser podrías ante Canova
cual otra Venus Bonaparte.

No sé si eres urna de ónice
donde ávidos goces van presos,
o si lo que tu cuerpo ciñe
es una túnica de besos.

                           Théophile Gautier. (Versión de Carlos López Narváez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario